tarjetas rfid 600x300

Tarjetas Rfid: Llaves incopiables

Radio Frequency Identification (Rfid) o identificación por radiofrecuencia es uno de los sistemas más novedosos en cerraduras inteligentes. Consiste en almacenar datos en un sistema capaz de recuperarlos de manera remota, mediante tarjetas, etiquetas, tags o transpondedores.

Estos dispositivos transmiten la identidad asignada a un objeto a través de ondas radiales, dicha identidad es análoga a la de una serie numérica única.

La tecnología de identificación automática se adhiere a fichas empleadas como llaves, consideradas incopiables porque solo abren puertas tras la señal que sus antenas reciben.

Las hay pasivas (aquellas que no requieren de alimentación eléctrica interior, pues sus lectores inducen corriente suficiente para generar y recibir respuestas a través de la antena) y activas (las que tienen una fuente autónoma de energía que activa sus circuitos y propaga la señal).

Apertura por proximidad

De proximidad, Rfid o chip sin contactos, estas tarjetas son buscadas gracias a su nivel de seguridad superior y la capacidad de respuesta ante la solicitud del usuario para ingresar.

No requieren ser introducidas en lectores, pues es la radiofrecuencia la que activa el mecanismo de su antena, posicionándolas entre los mecanismos más solicitados por corporaciones y en conjuntos familiares.

Tipos Según el modelo de chip con que cuentan las tarjetas, pueden ser de baja o alta frecuencia

  • Baja frecuencia: Son 125 Khz, EM4100. Lee con rapidez los datos y su alcance es desde 2 centímetros hasta un metro. Almacena hasta 1 kb de información, no más de un dato.
  • Si el chip es de lectura/escritura, engloba 264 bits de memoria que se protegen con contraseña; cuando es únicamente de lectura, son 64 bits para un ID por tarjeta.
  • Alta frecuencia: Son 13,56 Mhz, se trata de una tarjeta MIFARE, versátil porque opera en distintas aplicaciones al mismo tiempo. La capacidad de lectura y escritura es de 1Kb de memoria, organizado en cuatro bloques de 16 sectores con 16 bytes en cada uno. Su protocolo de seguridad es elevado. La distancia de lectura es de 10 centímetros, según la potencia del lector. Estas características la hacen la más usada en el mundo.

Ventajas

Al colocar sobre una balanza las ventajas de las tarjetas Rfid, pesa su prominente rango de lectura; aunque pueda parecer un sistema costoso, a la larga es una inversión económica para tecnología en el área de seguridad.

La simplicidad de cambiar el manojo de llaves por tarjeta para cerraduras inteligentes, ubican este mecanismo de reconocimiento para apertura de puertas entre los más destacados.