detector apertura inalambrico

Detector de apertura inalámbrico ¿Qué es y para qué sirve?

¿Buscando dispositivos de seguridad para el hogar? Un detector de apertura inalámbrico podría serte de gran ayuda, dependiendo del nivel de seguridad que busques. Bien sea para un inmueble residencial o comercial, estos aparatos incrementan la seguridad. Conoce un poco más de estos, en el artículo a continuación.

Detectores de apertura inalámbricos

Los sensores de apertura son dispositivos que emiten alertas al sistema principal de la alarma, en el caso que se abra una puerta o una ventana. Tiene dos sistemas principales, uno que está en el marco de la puerta o ventana y otro móvil que se instala en la parte movible de la puerta o ventana.

En el caso que la puerta o ventana estén cerradas, ambas partes del detector de apertura inalámbrico están a escasa distancia, por ello se crea un campo magnético entre ambas. En el momento que se separan las dos piezas, se elimina el campo magnético y se emite una señal que da paso a que se active la alarma.

Los detectores de apertura de puerta son los dispositivos ideales para poder detectar una intrusión en el hogar, de igual forma, sirven para controlar los puntos de accesos, no solo de viviendas, también de negocios. Al emitir el sonido, las personas pueden estar alertas de quiénes ingresan o egresan de los perímetros de seguridad.

Lo mejor de estos dispositivos es que son discretos visualmente y emiten un sonido bastante fuerte. Muchos malhechores terminan huyendo cuando se activan estas alarmas.

Características del detector de apertura inalámbrico

Protección de zonas especiales: los accesos a un inmueble, pueden estar bajo vigilancia, aun cuando estén personas en movimiento. Para esto, se activan alarmas parciales. En estos casos, el detector de apertura inalámbrico se activará si se abren algunas de las puertas o ventanas específicas. Podría ser, en todo caso, las principales.

Detección de vibración: algunos de estos dispositivos, tienen la capacidad de activarse por golpes o vibraciones. Por ejemplo, si a un intruso se le ocurre romper el cristal de una ventana o puerta, el detector de apertura inalámbrico, se activará de manera inmediata.

Comunicación inalámbrica: estos sensores suelen ser inalámbricos, por ello son fáciles de instalar, en cualquier punto de acceso que desees tener bajo vigilancia.

Otras de las características de estos dispositivos es que su instalación es rápida y sencilla, aunque siempre será preferible que deje esto en manos de profesionales.

Además de lo anterior, algunas empresas de seguridad ofrecen el servicio de monitoreo y cuando se activan las alarmas, se comunican de manera directa con los propietarios y, de ser necesario, con la policía, por si se llegase a presentar una emergencia.

Existen varios modelos y diversos tipos, hay de embutir, pegar y atornillar, de igual forma hay pre-cableados, con bornera, blindados, etc. La instalación y conexión también dependerá de estos factores.

Algunos de estos dispositivos, incluso, traen consigo un sistema de autoprotección que activa las alarmas en caso de ser arrancado. Las alarmas comenzarán a sonar automáticamente y, de tener el servicio, se establecerá la conexión con la policía.

Entre los distintos tipos de detectores de apertura inalámbrica están: los de alarma de línea fija, alarmas GSM, alarma wifi y alarmas con cámara de seguridad, entre otros.

Otra de las características que debemos considerar en el dispositivo de seguridad que instalemos en el hogar, es que sean inmunes a los inhibidores de frecuencia GSM, es decir, que no se inhabiliten con sistemas foráneos. Al “apagarse” por unos minutos, los intrusos tendrán tiempo de ingresar al recinto sin problema alguno.

¿Qué te pareció este artículo de detector de apertura inalámbrico? Déjanos tus comentarios