Preguntas Frecuentes

  • Acaban de entregarme las llaves de mi nueva vivienda. ¿Puedo estar tranquilo o debería cambiar las cerraduras por precaución?

Por norma, cada vez que alguien se traslada a una nueva residencia debería instalar cerraduras nuevas. Incluso aunque la vivienda sea nueva y no haya sido ocupada por nadie con anterioridad.

La razón es que es el único modo de no tener desagradables sorpresas. Las llaves de una casa pueden haber caído en manos inadecuadas, y es imposible controlar qué personas han tenido acceso a ellas. Muchos robos no requieren fuerza, y los ladrones simplemente han tenido acceso de algún modo a las llaves. Así que mejor que lamentarse es tomar la precaución de sustituir la cerradura y de ese modo tener la garantía de que se es el único que dispone de acceso a la vivienda.

  • La llave de mi casa no gira bien y tengo que forzarla un poco para abrirla. ¿Qué debo de hacer? ¿Reparar la cerradura? ¿Hacer una nueva copia?

Los mecanismos internos de una cerradura pueden terminar por desgastarse, y cuando ello ocurre se producen problemas de funcionamiento como ese. También puede ocurrir que el duplicado de la llave no haya sido realizado correctamente y por esa razón cuesta más trabajo girarla. Ya sea un caso u otro, un cerrajero es la persona adecuada para detectar dónde está el problema y darle solución.

  • P: ¿Cuánto cuesta sustituir una cerradura?

Hay cerraduras de todos los precios. La marca y modelo de ésta es la que va a determinar el coste, pudiendo optarse por cerraduras baratas cuya sustitución no supere los 50 €, o instalar una cerradura de alta seguridad cuyo coste sea diez veces mayor.

Para dar un precio exacto tendríamos que enviar un cerrajero a su domicilio y preguntarle acerca de sus necesidades. Con esa información ya podemos proporcionarle un presupuesto de manera más precisa.

  • No puedo abrir la puerta de mi casa porque la llave no gira. ¿A qué puede deberse?

Esta es una incidencia muy común, con la que el cerrajero está familiarizado y cuyo motivo no tardará en detectar. En muchos casos se debe simplemente a un descuido, que ha propiciado que una llave quede puesta desde el interior. Otras veces el bombillo de la puerta se ha roto y es necesario sustituirlo, o bien la cerradura se ha estropeado y hace falta perforar.

Cualquiera de estas situaciones puede ser resuelta con facilidad por uno de nuestros cerrajeros.